Viajes

El desierto de Mojave

Pin
Send
Share
Send



Escrito por Jorge Bueno.


La escasa maleza corría tras las ventanillas como una fotografía de larga exposición. En el horizonte, intermitentes masas de roca se aliaban con el sol para crear una sensación de inmovilidad. Por un momento tuve la seguridad de que no avanzábamos, que la locomotora Santa Fe y sus interminables vagones tampoco se desplazaban por la vía paralela a la carretera. Lo único que me permitía creer en el movimiento era la certeza de lo que habíamos dejado a nuestra espalda en aquel comprimido viaje de ida y vuelta.

Dormimos sin prudencia, con la ignorancia expectante del que desconoce lo que aún le espera por delante: el color de Berkeley, la contemplación de la bruma sobre la bahía desde Sausalito, la señora mejicana empeñada en inmortalizarnos con el Golden Gate de fondo, los estragos estomacales a causa de unos tacos “poco picantes”, los leones marinos del Pier 39, la librería City Lights.

No sabíamos nada de todo eso mientras acompañábamos en voz baja “Your love keeps lifting me” de Jackie Wilson al ritmo que radiaba una emisora local, y el mundo y la música y la oscuridad se detuvieron durante una fracción de segundo ante la mirada encendida de unos ojos brillantes, cegados por unos faros intrusos en mitad de la carretera. Y de repente, no había nada.

-¿Era un coyote?

-Sí, era un coyote.

Podeís conocer más sobre el autor a través de sus blogs: De memoria y Haikus de extrraradio

Pin
Send
Share
Send