Viajes

Viajar en ferrocarril por Portugal

Pin
Send
Share
Send



Para trayectos internacionales, parte del convoy puede quedar (como última estación) en territorio luso. En el caso de mi trayecto a Vigo, al llegar a Valenca sólo los dos primeros vagones continuaron en dirección a España. Comprobadlo en la estación de origen o con el revisor, no sea que os quedéis en el asiento preguntandoos porqué el tren no se pone en marcha.

Al hilo de lo anterior, no sólo en los aeropuertos en que se aterriza hay que enseñar el DNI o Pasaporte: las fronteras siguen existiendo también en el ferrocarril. Una vez llegados a Tui, en el lado español, la policia sube al tren y realiza un control de documentación, mientras se dan el relevo los maquinistas y revisores.

A mi lado había una pareja de portugueses que compró su billete en ese momento (la estación en la que subieron no tenía taquilla de venta internacional) y me puse a charlar con el revisor sobre cómo hacían cuando nosotros teníamos pesetas y ellos escudos. “Había manera”, me contesta sonriente en críptico gallego, para darme a entender que aunque los billetes sólo se podían expedir en pesetas, ellos aceptaban monedas portuguesas y llevaban algo de suelto para los cambios. Luego acudían a una sucursal bancaria en que recuperaban sus pesetas, sin que el amigo empleado les cobrara comisión y de ese modo RENFE, empleados y viajeros foráneos, todos contentos.

Para recorridos nacionales, funciona estupendamente el billete electrónico. En dos minutos os podéis registrar en la web y hacer la compra con tarjeta de débito/crédito. Podéis elegir vuestro asiento y, lo que es interesante para los que tienen tendencia a marearse, hay una indicación del sentido de la marcha. Se os envía un email con el billete en formato PDF para que lo imprimáis.

Pero, y esto es más cómodo, si anotáis vuestro número de móvil (no necesariamente portugués), os mandan un SMS con el número de billete, tipo y número de tren, fecha, hora y estación de salida, hora y estación de llegada, número de vagón y clase del mismo, asiento elegido y hasta el precio que habéis pagado. Cuando el revisor llegue a pediros el billete, sólo tenéis que enseñarle ese mensaje.

Se puede comprar un billete hasta unas pocas horas antes de la salida del tren, pero tened en cuenta (para esto y para todo lo demás) que determinadas fechas y rutas se completan antes. Yo compré el billete Coimbra - Porto a las tres y media de la tarde para el tren de las 19:33.

Video: VIAJE A LISBOA Y SINTRA. Portugal. Road trip (Julio 2020).

Pin
Send
Share
Send